Stephanie Kwolek, química polaco-estadounidense que sintetizó por primera vez el Kevlar.


Stephanie Kwolek (New Kensington, EEUU, 31 de julio de 1923 − Wilmington, 18 de junio de 2014) fue una química polaco-estadounidense, inventora del poliparafenileno tereftalamida conocido como Kevlar®, una fibra de alta resistencia de color amarillo, que puede ser hasta cinco veces más resistente que el acero y que en la actualidad es utilizada en la elaboración de chalecos antibalas.

Stephanie Kwolek nació en el seno de una familia de inmigrantes polacos. Desde pequeña mostró habilidades en las ciencias naturales a pesar de que pensaba que podía ser diseñadora, disfrutaba sus clases de ciencias y matemáticas por lo que terminó desarrollándose en las ciencias durante su vida académica en los niveles de educación media y superior. Esto le abrió las puertas al Instituto Tecnológico de Carniegie (ahora la Universidad Carnegie Mellon). Se graduó con un B.S. Bachelor of Science en química en 1946. Inmediatamente comenzó a trabajar en una empresa dedicada a varias ramas industriales de la química: E. I. Du Pont de Nemours and Company DuPont, en Buffalo, Nueva York. Cuatro años más tarde fue transferida a Wilmington, Delaware al laboratorio de investigación de fibras textiles de la misma empresa.

Kwolek trabajó con polímeros de baja temperatura, que al disolverse pueden convertirse en fibras delgadas. Un grupo específico de esos elementos era capaz de producir fibras resistentes que se descomponían a altas temperaturas.

En 1965 descubrió un polímero líquido que poco después se conocería como Kevlar®. Todos creyeron que se había equivocado, ya que las sustancias que habían conseguido hasta entonces eran transparentes y viscosas. A pesar del supuesto error inicial la química estadounidense no rechazó el producto como habrían hecho muchos, sino continuó trabajando hasta que reconvirtió aquella sustancia en una fibra superresistente, flexible y ligera con cientos de usos​ y recibió su patente en 1971. Stephanie trabajando para Dupont Company and the National Research Council of the National Academy of Sciences (NAS), a pesar de su retiro en 1986. Su carrera estuvo llena de logros, entre los cuales destacan 17 patentes y múltiples reconocimientos como una publicación en Delaware Section Publication Award de la American Chemical Society (ACS) American Chemical Society, un D.Sc. honorario por parte del Instituto Politécnico de Worcester en 1981 y un reconocimiento al mérito por parte de la Asociación de Alumnos de la Universidad de Carnegie-Mellon.

A pesar de su gran descubrimiento, Kwolek aceptaba el hecho de que su camino habría sido la bioquímica, con tal de poder salvar más vidas que las ya salvadas con la invención del Kevlar. Durante los últimos años de vida, disfrutó de sus pasatiempos favoritos: costura y jardinería.

Stephanie Kwolek se encontraba realizando experimentos con polímeros, cuando llegó a resultados que consideraba erróneos, esto es porque el Kevlar® es una solución cristalina mientras que la mayoría de estos elementos son de consistencia viscosa. Es por esto que Kwolek pensó, en un principio, que el descubrimiento había sido un accidente. Los primeros usos del Kevlar® se dieron en neumáticos dado que su descubrimiento se dio en la búsqueda de materiales resistentes para su fabricación, pero actualmente ya se usa en el diseño de artículos espaciales, cables submarinos, cascos y frenos de automóviles. Además el uso más común es en la fabricación de chalecos antibalas usados por policías y militares a nivel mundial.

Wikipedia