top of page

Sojourner Truth, abolicionista y activista por los derechos de la mujer.


Sojourner Truth (Nueva York, c. 1797 - Battle Creek, Míchigan, 26 de noviembre de 1883) fue una abolicionista y activista por los derechos de la mujer. Truth nació bajo la esclavitud, pero escapó con su hija en 1826. Después de recurrir a los tribunales para recuperar a su hijo, se convirtió en la primera mujer negra en ganar un juicio contra un hombre blanco.

El nombre de nacimiento de Sojourner era Isabella ("Bell") Baumfree. Cambió su nombre a Sojourner Truth en 1843. Es ampliamente conocida por su discurso "¿Acaso no soy una mujer? (Ain't I a Woman?)", que fue pronunciado en 1851 en la "Convención de los derechos de la mujer de Ohio", en Akron, Ohio. Durante la Guerra Civil Estadounidense, Truth ayudó en el reclutamiento de tropas negras de la Armada Estadounidense. Después de la guerra, intentó infructuosamente conseguir concesiones de tierra del Estado Federal para antiguos esclavos.

Su nombre escogido es altamente simbólico ya que en inglés sojourner es la forma agente del verbo to sojourn, que significa "residir temporalmente"; truth significa "verdad". El compuesto parece significar pues "La verdad del residente temporal".

Truth fue una de los diez a trece hijos de Elizabeth y James Baumfree (o Bomefree).​ El coronel Hardenbergh compró a James y Elizabeth a los comerciantes de esclavos y los mantuvo en su familia en una hacienda llamada con el nombre neerlandés de Swartekill, en la ciudad de Esopus, Nueva York, a 153 km al norte de la ciudad de Nueva York. Charles Hardenbergh heredó la hacienda y los esclavos de su padre.

Cuando Charles Hardenbergh murió en 1806 Truth, conocida como Belle, de nueve años, fue subastada en un mercado junto con un rebaño de ovejas por $100 a John Neely, cerca de Kingston, Nueva York. Hasta ese momento Truth sólo hablaba neerlandés. Después ella describiría a Neely como cruel y hostil, en relación con cómo le pegaba diariamente e incluso llegó a hacerlo con un manojo de varas de metal. Neely la vendió en 1808 por $105 a Martinus Schryver de Port Ewen, un tabernero, que la tuvo durante dieciocho meses. Schryver la vendió en 1810 a John Dumont de West Park, Nueva York. Aunque su cuarto dueño era amable con ella, existía una tensión considerable entre ella y la segunda esposa de Dumont, Elizabeth Waring Dumont, quien la acosaba y hacía más difícil su vida. La primera esposa de Dumont, Sarah "Sally" Waring Dumont (la hermana de Elizabeth), había muerto en torno a 1805, cinco años antes de que comprara a Truth.

Hacia 1815, Truth se enamoró de un esclavo llamado Robert, de una granja vecina. El dueño de Robert (Charles Catton Jr, un pintor de paisajes) prohibió su relación. No quería que su esclavo tuviera descendencia con una esclava que no poseyera, porque los hijos no serían de su propiedad. Un día Robert se escapó para ver a Truth. Cuando Catton y su hijo encontraron a Robert, le apalearon salvajemente hasta que Dumont intervino. Truth nunca volvería a ver a Robert, quien moriría a causa de las heridas. Esta experiencia perseguiría a Truth el resto de su vida. Truth finalmente se casó con otro esclavo mayor que ella llamado Thomas y dio a luz durante su vida a cinco hijos: James, que moriría durante la infancia; Diana (1815) cuyo padre fue o Robert o John Dumont; y Peter (1821), Elizabeth (1825) y Sophia (1826) los tres nacidos de su unión con Thomas.

Libertad

El Estado de Nueva York comenzó en 1799 a legislar la abolición de la esclavitud, aunque el proceso de emancipación de los esclavos no se completó hasta el 4 de julio de 1827. Dumont se había comprometido con Truth a garantizar su libertad un año antes de la emancipación estatal si ella "lo hacía bien y era fiel". Sea como fuera, cambió de opinión, alegando que una herida en la mano la había hecho ser menos productiva. Ella siguió trabajando hilando hasta 45kg (100 pounds) de algodón.

Después, en 1826, Truth escapó con su hija Sophia, teniendo que dejar atrás a sus otros hijos, ya que no serían considerados legalmente libres hasta que no hubieran servido hasta los veinte años.

Después expresaría:

"I did not run off, for I thought that wicked, but I walked off, believing that to be all right."

"No salí corriendo, pues lo tenía por malvado, salí andando, creyendo que eso estaba bien."

Se dirigió a casa de Maria e Isaac Van Wagenen, quienes la acogieron a ella y a su bebé. Isaac se ofreció a comprar sus servicios por el año que faltaba hasta que la emancipación estatal entrara en vigor, lo que Dumont aceptó por $20. Truth vivió allí hasta que el Acta de Emancipación del Estado de Nueva York fue aprobada un año después.

Truth supo que su hijo Peter, entonces de cinco años, había sido vendido ilegalmente por Dumont a un propietario en Alabama. Con la ayuda de los Van Wagenen llevó la causa a las cortes y después de meses de procedimientos legales recuperó a su hijo, que había sufrido abusos por parte de su nuevo dueño. Truth se convirtió en la primera mujer de color en ir a juicio contra un hombre blanco y ganar el caso.

Truth tuvo una experiencia religiosa durante su estancia con los Van Wagenen, y se convirtió en una devota cristiana. En 1829 se mudó con su hijo Peter a la ciudad de Nueva York, donde trabajó como sirvienta para Elijah Pierson, un cristiano evangélico. en 1832, conoció a Robert Matthews, también conocido como Phrophet Matthias ("El profeta Matías) y se fue a trabajar para él también como criada en la Matthias Kingdom comunal colony (comuna colonial del Reino de Matthias). En un extraño giro del destino, Elijah Pierson murió y Robert Matthews y Truth fueron acusados de robo y asesinato contra él. Ambos fueron absueltos.

En 1839, el hijo de Truth, Peter, encontró trabajo en un ballenero llamado Zone of Nantucket ("Zona de Nantucket"). Desde 1840 a 1841 Truth recibió tres cartas de él, aunque en su tercera carta este le decía que eran cinco, así como que él nunca llegó a recibir ninguna de las cartas de respuesta de su madre. Cuando el barco volvió a puerto en 1842, Peter no se encontraba a bordo y Truth nunca volvió a oír de él.

En 1843 simpatizó con el adventismo y cambió su nombre de Isabella a Sojourner. En 1844 se unió en Northampton (Massachusetts) a la Northampton Association of Education and Industry, una fundación que apoyaba el abolicionismo, los derechos de la mujer, la tolerancia religiosa y el pacifismo. Allí conoció a William Lloyd Garrison, Frederick Douglass y David Ruggles. En 1846 el grupo se disolvió por falta de fondos. Sojourner dictó sus memorias a su amiga Olive Gilbert y su biografía se publicó en 1850, ese mismo año habló en la Primera Convención Nacional de Derechos de la Mujer en Worcester (Massachusetts). En 1851 se unió al abolicionista George Thompson en una gira de conferencias por el estado de Nueva York y en mayo acudió a la Convención de los Derechos de la Mujer en Akron (Ohio) donde pronunció su famoso discurso ¿No soy yo una mujer?. Durante los siguientes diez años siguió dando cientos de discursos y conferencias a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y entre blancos y negros, muchas veces entre insultos y silbidos. En 1858, alguien interrumpió su discurso y la acusó de ser un hombre (era muy alta y delgada). Sojourner se desabotonó la blusa y mostró sus pechos.

Durante la Guerra de Secesión ayudó a reclutar voluntarios negros para el Ejército de la Unión. Su nieto James Cadwell se alistó en el 54 regimiento de Massachusetts. En octubre de 1864 se reunió con Abraham Lincoln. En 1865, mientras trabajaba como enfermera en el hospital Freedman de Washington D. C., para ayudar a eliminar la segregación racial, se montó en un tranvía, resultando herida al ser arrojada del vehículo por el conductor, por ser negra. Interpuso una denuncia y la ganó.

En 1867 se instaló en Battle Creek (Míchigan). En 1870 trató de asegurar concesiones de tierra del gobierno federal a antiguos esclavos, proyecto por el que luchó durante siete años sin éxito. Fue recibida en la Casa Blanca por Ulysses S. Grant. En 1872 trató de votar en las elecciones locales, pero su voto fue rechazado.

Sojourner siguió hablando sobre los derechos de la mujer y los afroamericanos, la reforma de las prisiones y abogó por la suspensión de la pena de muerte en el estado de Míchigan. Murió en su casa de Battle Creek el 26 de noviembre de 1883. Su funeral se celebró en una iglesia presbiteriana y más de 1800 personas acudieron en honor a la gran oradora y defensora que fue de los derechos civiles.​ Algunos de los ciudadanos más prominentes fueron portadores de su ataúd. Fue enterrada en el cementerio de Oak Hill.

Reconocimientos y honores

Su nombre figura entre las celebraciones del Calendario de Santos Luterano, compartiendo el día 10 de marzo con Harriet Tubman.

En 1997, el vehículo robótico de la misión del Mars Pathfinder de la NASA en el planeta Marte, recibió el nombre de "Sojourner" en honor a Sojourner Truth.

AIN'T I A WOMAN? by Sojourner Truth

Delivered 1851 at the Women's Convention in Akron, Ohio

Well, children, where there is so much racket there must be something out of kilter. I think that 'twixt the negroes of the South and the women at the North, all talking about rights, the white men will be in a fix pretty soon. But what's all this here talking about? That man over there says that women need to be helped into carriages, and lifted over ditches, and to have the best place everywhere. Nobody ever helps me into carriages, or over mud-puddles, or gives me any best place! And ain't I a woman? Look at me! Look at my arm! I have ploughed and planted, and gathered into barns, and no man could head me! And ain't I a woman? I could work as much and eat as much as a man - when I could get it - and bear the lash as well! And ain't I a woman? I have borne thirteen children, and seen most all sold off to slavery, and when I cried out with my mother's grief, none but Jesus heard me! And ain't I a woman? Then they talk about this thing in the head; what's this they call it? [member of audience whispers, "intellect"] That's it, honey. What's that got to do with women's rights or negroes' rights? If my cup won't hold but a pint, and yours holds a quart, wouldn't you be mean not to let me have my little half measure full? Then that little man in black there, he says women can't have as much rights as men, 'cause Christ wasn't a woman! Where did your Christ come from? Where did your Christ come from? From God and a woman! Man had nothing to do with Him. If the first woman God ever made was strong enough to turn the world upside down all alone, these women together ought to be able to turn it back , and get it right side up again! And now they is asking to do it, the men better let them. Obliged to you for hearing me, and now old Sojourner ain't got nothing more to say.



Comments


bottom of page