Shulamith Firestone, escritora y activista feminista de la segunda ola del feminismo.


Shulamith Bath Shmuel Ben Ari Feuerstein (Otawa, 7 de enero de 1945 - Nueva York, 28 de agosto de 2012),​ conocida como Shulamith Firestone, fue una escritora y activista feminista canadiense-estadounidense, figura importante en la historia del feminismo radical y la segunda ola del feminismo. Fue cofundadora de tres grupos feministas radicales de Nueva York: New York Radical Women, Redstockings y New York Radical Feminists.

Es especialmente conocida por su libro La dialéctica del sexo: en defensa de la revolución feminista publicado cuando tenía 25 años, en octubre de 1970, convertido en un influyente libro en la historia del movimiento feminista. Firestone extendió las teorías marxistas de opresión de clase para ofrecer un análisis radical de la opresión de las mujeres, argumentando que la inequidad sexual surge de la carga de la maternidad, que se transfiere a las mujeres por pura casualidad biológica.​ El libro, fue traducido a varios idiomas y situó a Firestone a la vanguardia de las feministas de la segunda ola, junto a Betty Friedan, Kate Millett y Germaine Greer.

Naomi Wolf dijo sobre el libro en 2012: "Nadie puede entender cómo ha evolucionado el feminismo sin leer este punto de referencia radical y provocador de la segunda ola".​ Poco después de escribir el libro se retiró de la vida pública.

Está considerada por algunas investigadoras como Arantza Campos una de las primeras feministas radicales que se ocupa en restablecer los vínculos con el sufragismo, de manera concreta con el ala radical Elizabeth Cady Stanton, Susan B. Anthony...

Shulamith Bath Shmuel Ben Ari Feuerstein nació en Ottawa, Canadá el 7 de enero de 1945 y se crio en Kansas City, Misuri, y St. Louis. Fue la segunda de seis hermanos, sus padres eran judíos ortodoxos: Sol Feuerstein, un vendedor de Brooklyn y Kate Weiss, alemana. En abril de 1945, cuando Firestone tenía cuatro meses, su padre participó en la liberación del campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania.

La familia americanizó su apellido de Feuerstein a Firestone cuando Shulamith era pequeña y se trasladó a Estados Unidos; ella pronunciaba su nombre shoo-LAH-mith, pero familiarmente la llamaban Shuley o Shulie.

Su padre se había convertido al judaísmo ortodoxo cuando era adolescente y, según la escritora y periodista Susan Faludi, ejerció un estricto control sobre sus hijos, con el celo de un converso. Uno de sus hermanos, el rabino Tirzah Firestone, explicó a Faludi: "Mi padre lanzó su ira sobre Shulie". Ella protestó contra el sexismo de la familia; Se esperaba que Firestone hiciera la cama de su hermano, "[b] porque eres una niña", le dijo su padre. Laya Firestone Seghi, otra hermana, recuerda los enfrentamientos entre padre e hija.

Firestone asistió al Rabbinical College of Telshe, cerca de Cleveland, antes de obtener un BA de la Universidad de Washington en St. Louis y, en 1967, un título de BFA en pintura de la Escuela del Instituto de Arte de Chicago (SAIC). En 1967, durante sus estudios en SAIC, fue objeto de una película documental para estudiantes. Nunca estrenada, la película fue redescubierta en la década de 1990 por la cineasta experimental Elisabeth Subrin, quien hizo un nuevo capítulo por cuadro del documental original, con Kim Soss interpretando a Firestone, de 22 años. Fue estrenada en 1997 como Shulie, ganando varios premios, incluido el premio de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles en 1998.

En ese periodo participó en la fundación del Westside Group, una organización feminista de Chicago, antes de mudarse a New York donde fue cofundadora de tres organizaciones feministas: New York Radical Women, Redstockings y New York Radical Feminists, creadas como alternativa a la Organización Nacional de Mujeres, cofundada en 1966 por Betty Friedan, figura central del feminismo liberal.

Además de La dialéctica del sexo, su único otro libro, "Airless Spaces", fue publicado en 1998 por la editorial experimental Semiotext (e). Una memoria-en-historias que emplea formas ficticias para relatar en tercera persona eventos de la vida real, describiendo su vida después de su hospitalización y los medicamentos psiquiátricos que tomaba a causa de la esquizofrenia que padecía y que en la década de 1980 la había superado.

En octubre de 1967, Firestone trasladó su residencia a Nueva York donde fue cofundadora del New York Radical Women (NYRW). Ese año se celebró la primera y única convención nacional de la Conferencia Nacional para Nuevas Políticas. Firestone asistió y, con Jo Freeman, formó un caucus de mujeres, que trató de presentar sus propias demandas a la sesión plenaria. A las mujeres se les dijo que su resolución no era lo suficientemente importante para una discusión en pleno. Eventualmente lograron agregar su declaración al final de la agenda, pero no fue discutida. El director de la Conferencia Willam F. Pepper, se negó a reconocer a ninguna de las mujeres que esperaban su turno para intervenir y llamó a alguien para que hablara sobre "el estadounidense olvidado, el indio americano". Cuando cinco mujeres, incluida Firestone, corrieron al podio para protestar, Pepper le dio unas palmaditas en la cabeza a Firestone y le dijo: "Tranquilízate, chica; tenemos cosas más importantes de las qué hablar que los problemas de las mujeres".

Firestone y Freeman convocaron a una reunión de las mujeres que habían asistido al curso de "escuela gratuita" y al taller de mujeres en la conferencia; esto se convirtió en el primer grupo de liberación de mujeres de Chicago. Era conocido como el grupo Westside porque se reunía semanalmente en el departamento de Freeman en el lado oeste de Chicago. Después de algunos meses Freeman comenzó un boletín de noticias, Voz del Movimiento de Liberación de la Mujer. Circuló a nivel nacional (y en algunos países extranjeros), dando el nombre al nuevo movimiento. Muchas de las mujeres del grupo Westside comenzaron a fundar otras organizaciones feministas, incluida la Unión de Liberación de Mujeres de Chicago.

Cuando NYRW formó "grupos de autoconciencia", Firestone y Ellen Willis cofundaron el grupo feminista radical Redstockings, llamado así por la Blue Stockings Society, un grupo literario de mujeres del siglo XVIII.10​ Entre los miembros de Redstocking estaban Kathie Sarachild ("Sisterhood is Powerful") y Carol Hanisch ("lo personal es político"). Faludi escribe que las Redstockings "se deshicieron" en 1970. Firestone cofundó entonces New York Radical Feminists (NYRF) con Anne Koedt.

Junto con otras miembros de New York Radical Feminists, Firestone creó y editó una revista feminista, Notes, produciendo Notes from the First Year (junio de 1968), Notes from the Second Year (1970), y con Anne Koedt como editora cuando Firestone lo dejó Notes from the Third Year (1971).

La dialéctica del sexo: en defensa de la revolución feminista (1970) se convirtió en un texto clásico del feminismo de la segunda ola. Este fue el primer libro de Firestone y se publicó cuando tenía solo 25 años. En el libro, Firestone buscó desarrollar una visión materialista de la historia basada en el sexo: También es notable en el libro la sociedad ideal que crea Firestone, un vacío de la opresión de las mujeres.

Firestone sintetizó las ideas de Sigmund Freud, Wilhelm Reich, Karl Marx, Friedrich Engels y Simone de Beauvoir en una teoría feminista radical de la política. También reconoció la influencia de Too Many Americans (1964) de Lincoln H. y Alice T. Day y el best-seller de 1968 The Population Bomb por Paul R. Ehrlich.

Firestone argumentó en su libro que la sociedad moderna no podría lograr una verdadera igualdad de género hasta que los rasgos biológicos de las mujeres fueran separados de su identidad de género. Firestone consideraba que Freud y Marx habían ignorado lo que ella llamaba la "clase de sexo", la dominación de las mujeres por los hombres debido a su biología. La desigualdad de género se origina en las estructuras sociales patriarcales impuestas a las mujeres debido a sus cuerpos, señalaba, particularmente las desventajas físicas, sociales y psicológicas causadas por el embarazo, el parto y la crianza de los hijos. Ser humano es superar a la naturaleza, argumentó ella: "ya no podemos justificar el mantenimiento de un sistema discriminatorio de clase sexual sobre la base de su origen en la naturaleza". La abolición de la clase sexual requiere que las mujeres tomen el control de los medios de reproducción. Consideraba que el embarazo y el parto eran "bárbaros" (un amigo suyo comparó el trabajo de parto con "cagar una calabaza") y la familia nuclear como una fuente clave de la opresión de las mujeres. La anticoncepción, el aborto, la fertilización in vitro y otros cambios significaron que el sexo algún día se separaría del embarazo y la crianza de los hijos, y las mujeres podrían ser libres. Anticipó que grupos de personas en el futuro se reunirían voluntariamente para criar niños sin recurrir a relaciones permanentes entre hombres y mujeres y sin la idea de que ciertos niños "pertenecen" a una pareja.

Tras publicar La dialéctica del sexo en 1970 Firestone dejó el activismo. Se retiró de la política a principios de los años setenta, se mudó a Saint Marks Place y trabajó como pintora. A fines de los años ochenta enfermó mentalmente y se diagnosticó esquizofrenia. En 1998 publicó "Airless Spaces" (Espacios sin aire) un relato de la vida dentro y fuera de los hospitales psiquiátricos.

Es considerada como una de las fundadoras del feminismo radical -"reformuló el feminismo como un proyecto radical en el sentido marxista. Radical en este caso significaría apuntar a la raíz misma de la opresión".

En 1970 publicó en Inglés su obra clave: La dialéctica del sexo: en defensa de la revolución feminista en la que modificó el análisis de la lucha de clases realizado por Engels, indicando que era necesaria una revolución de las clases sexuales:

Para garantizar la eliminación de las clases sexuales, es necesario que la clase oprimida (las mujeres) se rebele y tome el control de la función reproductiva: … por esto el objetivo final de la revolución feminista debe ser distinto del objetivo del primer movimiento feminista: no exclusivamente la eliminación del privilegio masculino, sino de la misma distinción entre los sexos; las diferencias genitales entre seres humanos no tendrán ya ninguna importancia.

Se llama también feminismo científico, porque hasta entonces tan solo se había formulado un feminismo utópico. "La revolución de las mujeres para controlar los medios de reproducción es paralela a la revolución del proletariado para controlar los medios de producción, y hoy es técnicamente posible: la píldora el aborto, la reproducción asistida...".

Defiende un “nuevo materialismo histórico”, que ella define como

"aquella concepción del curso histórico que busca la causa última y la gran fuerza motriz de todos los acontecimientos en la dialéctica del sexo: en la división de la sociedad en dos clases biológicas diferenciadas con fines reproductivos, y en los conflictos de dichas clases entre sí; en las variaciones habidas en los sistemas de matrimonio, reproducción y educación de los hijos creadas por dichos conflictos; en desarrollo combinado de otras clases físicamente diferenciadas (castas); en la prístina división del trabajo basada en el sexo, que evolucionó hacia un sistema (económico, cultural) de clases".

Para Firestone que sigue a Marcuse, la familia es la causa de la existencia del tabú del incesto, el auténtico origen de la represión sexual percibida por el niño desde la infancia. Bastará por tanto con eliminar la familia biológica para eliminar el tabú del incesto y, en consecuencia, desinhibir los instintos reprimidos, o las pulsiones básicas del placer que oprimen a los individuos y a la sociedad. Llegaríamos así a la sociedad del Eros, presidida por el principio de placer. Especial consideración tiene para Firestone el tema de los niños. Según ella existe un paralelismo entre el mito de la infancia y el mito de la feminidad. La infancia también es una construcción cultural, y de la misma manera que debe producirse una emancipación de la mujer, debe también producirse una emancipación sexual de la infancia. Ella repudia de la cultura de protección y cuidado de los niños, y entiende que el programa del feminismo radical debe asumir la solidaridad histórica con los niños y conseguir la emancipación de la infancia.

Desaparecido el tabú del incesto,

"si el niño escogiera la relación sexual con los adultos, aun en el caso de que escogiera a su propia madre genética, no existirían razones a priori para que ésta rechazara sus insinuaciones sexuales (...). Las relaciones con los niños incluirían la cantidad de sexualidad genital de que el niño fuera capaz (...) Los tabús sexuales adulto/niño y homosexualidad desaparecerían, así como la amistad no sexual. Toda relación estrecha incluiría la relación física (pp. 299-301)".

Firestone fue encontrada muerta por el propietario del edificio en su apartamento de Nueva York el 28 de agosto de 2012. Llevaba muerta 6 meses. Durante décadas había estado luchando contra la esquizofrenia y vivía gracias a la asistencia pública.