Jerrie Cobb, pionera de la aviación estadounidense que formó parte del Mercury 13.


Geraldyn M. Cobb (5 de marzo de 1931 - 18 de marzo de 2019), comúnmente conocida como Jerrie Cobb, fue una aviadora estadounidense.

Formó parte del Mercury 13, un grupo de mujeres que se sometieron a pruebas físicas y psicológicas al mismo tiempo que los astronautas del Mercury Seven originales. Fue la primera en completar cada una de las pruebas.

Hija de un piloto militar, fue extraordinariamente precoz; con 16 años ya participaba en exhibiciones aeronáuticas y con sólo 18 años logró una licencia de piloto comercial. A los 19 años ya era profesora de vuelo y a los 21 transportaba a bombarderos por todo el mundo.

Sin embargo, la grave discriminación sexual de la época y el retorno de muchos pilotos de la Segunda Guerra Mundial limitaron su progresión y tuvo que aceptar trabajos menos calificados como la fumigación aérea de cultivos.

Ganó relevancia cuando fue la primera mujer en participar en el Salón de la Aeronáutica de París y se la galardonó con el Premio Amelia Earhart. La Revista Life la incluyó en una lista de los 100 jóvenes más importantes del país.

Con 28 años ostentaba un cargo directivo en la empresa Aero Commander y fue contratada como consultora por el programa espacial de la NASA.

Cobb formó parte del Programa Lovelace Woman in Space, de selección de astronautas femeninas para el Programa Mercury donde sobresalió en todas las pruebas físicas y psicológicas que también tuvieron que superar sus compañeros masculinos. Sin embargo, dado que no se trataba de un programa oficial de laa NASA ni ella ni ninguna de sus compañeras, conocidas posteriormente como Mercury 13, fueron seleccionadas para convertirse en astronautas. Tampoco logró los apoyos necesarios en el Congreso para que el programa espacial incluyera a mujeres.

En 1962 fue citada a testificar ante el Subcomité de Selección de Astronautas, que investigaba la discriminación sexual del programa. En este subcomité el astronauta John Glenn argumentó que el hecho de que las mujeres no participaran en este campo "formaba parte del orden social" mientras que Cobb y su colega Jane Briggs Hart pidieron que las participantes femeninas del programa pudieran entrenar junto a los hombres. Sin embargo, los requisitos de la NASA exigían que los aspirantes fueran pilotos de pruebas de las fuerzas aéreas, entre los que no se encontraba ninguna mujer.

Liz Carpenter, asesora del entonces vicepresidente Lyndon Johnson redactó una carta al administrador de la NASA James E. Webb en la que se ponían en duda estos requerimientos, pero Johnson se negó a enviarla.

En 1999 la Organización Nacional de Mujeres puso en marcha una campaña para que la NASA la enviara al espacio junto con John Glenn como parte de un programa para investigar los efectos del envejecimiento en los astronautas y reparar el agravioque habían cometido tres décadas atrás.La propia Cobb, de 67 años, creía que era necesario enviar a una mujer de edad avanzada para comparar sus efectos entre géneros y se veía como la candidata ideal ya que había superado las mismas pruebas que Glenn. Sin embargo, la NASA no aceptó su propuesta y declaró que no tenía intención de enviar a más personas mayores al espacio.

En junio de 1963 la soviética Valentina Tereshkova se convertiría en la primera mujer en viajar al espacio. La primera estadounidense en viajar al espacio fue Sally Ride en 1983.

Wikipedia


Mercury 13 | David Sington, Heather Walsh | 2018


They Promised Her the Moon | Giovanna Sardelli | 2020



Tags: