Citas Ruth Bader Ginsburg.



Ruth Joan Bader Ginsburg (Brooklyn, Nueva York; 15 de marzo de 1933-Washington D. C., 18 de septiembre de 2020)​ fue una jueza y jurista estadounidense judía que se destacó, especialmente, por su trabajo en la lucha por la igualdad legal de género.

Desde 1993 hasta 2020 fue jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, habiendo sido nombrada por el presidente Bill Clinton.

En 1972 fundó la sección de derechos de la mujer en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

Ginsburg tiene una gran popularidad en Estados Unidos. Icono de la cultura pop, recibió el apodo de «Notorious RBG», en referencia al célebre rapero Notorious B.I.G.

Es considerada como un símbolo de la resistencia pública y de la justicia social. En febrero de 2020 recibió el premio World Peace & Liberty Award que otorga la World Jurist Association y la World Law Foundation.

Murió el 18 de septiembre de 2020 por un cáncer de páncreas metastásico.

Bader nació en Brooklyn, en el seno de una modesta familia judía. Su madre, Celia, quien murió el día que Ruth tenía que graduarse en el instituto, fue la que la impulsó a interesarse por los libros y el estudio. Se decidió por estudiar, con una beca, en la Universidad de Cornell en los años 50. Conoció en aquel entonces a quien sería su marido, Martin Ginsburg, y fueron juntos a estudiar Derecho a la Universidad de Harvard. ​Ruth pudo imponerse como una de las mejores de su clase, a pesar de las adversidades que se le antepusieron.

En 1972 fundó la sección de derechos de la mujer en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles. Desde allí inició la batalla legal por la igualdad entre hombres y mujeres. Lideró seis de los principales casos ante la Corte Suprema de Estados Unidos, de los que ganó cinco. En 1971, el tribunal dictaminó por primera vez que tratar a una mujer diferente a un hombre violaba la Constitución y era ilegal. Esto fue conocido como el caso Reed v. Reed.

Comenzó su carrera judicial en 1980, cuando el presidente Jimmy Carter la nombró jueza del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia, donde pasó 13 años. En 1993, el presidente Bill Clinton la nombró jueza del Tribunal Supremo tras el retiro del juez asociado Byron White. El Senado confirmó su nombramiento con 96 votos afirmativos y 3 negativos. Se convirtió así en la segunda mujer en la historia, tras Sandra Day O'Connor, en servir en este alto órgano judicial; posteriormente se incorporaron Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

Ginsburg fue una de las principales voces del ala liberal del Tribunal Supremo. Durante sus años en el Tribunal, votó a favor de la legalización del aborto y de la citación de Derecho Internacional en las opiniones de la Corte. Además, votó en contra de la pena de muerte y a favor de los derechos de los homosexuales. ​Por todos estos motivos tuvo miles de admiradores en sus redes sociales.

Logró sobreponerse a dos diagnósticos confirmados de cáncer en su vida. En noviembre de 2018, a los 85 años, fue hospitalizada después de una caída que le fracturó algunas costillas. Luego se le diagnosticó de nódulos cancerosos en sus pulmones y se intervino. Su dimisión del Supremo por razones de salud pudo, en ese entonces, abrir la puerta para que el presidente Donald Trump, quien no ocultaba su animadversión hacia la magistrada, nombrase a un nuevo juez, pero ella regresó a su puesto diciendo que no abandonaría su toga hasta los 90 años.

Wikipedia