Blanca Catalán de Ocón y Gayolá, la primera botánica española.


Blanca Catalán de Ocón y Gayolá (Calatayud, Zaragoza, 22 de agosto de 1860-Vitoria-Gasteiz, 17 de marzo de 1904) se considera la primera botánica española.

Su madre, Loreto de Gayolá, educada en Suiza, alentó a sus hijas a desarrollar sus intereses por la botánica y la entomología y les inculcó el amor por la naturaleza, que disfrutaron sobre todo en la casa de “La Campana” en Valdecabriel, en la sierra de Albarracín, donde pasaban largas temporadas.​ Al igual que su hermana Clotilde Catalán de Ocón, cultivó también la poesía.

Blanca realizó un pequeño herbario con plantas de la zona de Albarracín, algunas de las cuales eran especies desconocidas. El canónigo y botánico de Albarracín, Bernardo Zapater, la puso en contacto con el botánico alemán Heinrich Moritz Willkomm, que preparaba su gran Prodromus Florae Hispanicae.​ Willkomm inscribió el nombre de Blanca junto a los principales recolectores de plantas en su obra sobre la flora española, y representa en una lámina la Saxifraga blanca.

Fue reconocida también por el botánico aragonés, Francisco Loscos Bernal, lo que convirtió a Catalán de Ocón en la primera botánica española que inscribió su nombre en la nomenclatura científica universal. Loscos también se haría eco esos mismos años de los trabajos de la naturalista en su Tratado de plantas de Aragón.​ Se relacionó también con el botánico valenciano Carlos Pau, quién dedicó a Blanca Catalán el nombre de la especie Linaria blanca (renombrada Linaria repens)​ y describió algunas de las especies que ella le había enviado, como Serratula albarracinensis (renombrada Klasea nudicaulis).​ En virtud de estas actividades, poco usuales en una mujer de su tiempo, Willkomm, en carta a Zapater en 1879, la consideró “la primera botánica de España”.

Se conservan dos de sus herbarios: Recuerdos de la Sierra de Albarracín. Herbario de botánica de plantas raras de Valdecabriel y Souvenir des Aigues-Bonnes. Herbier de Botanique des plantes rares de la Vallée d’Ossau.

En 1888, Blanca se casó con el juez de Cartagena Enrique Ruiz del Castillo, destinado al juzgado de Vitoria, y tuvo dos hijos. El 17 de marzo de 1904 falleció de una enfermedad pulmonar.

En 2019, la escritora Claudia Casanova publicó la obra de ficción Historia de una flor, basada en la vida de Blanca Catalán de Ocón.

Wikipedia


Tags: