top of page

Nancy Wake, alias Ratón blanco, espía británica durante el final de la Segunda Guerra Mundial.


Nancy Grace Augusta Wake (30 de agosto de 1912, Wellington, Nueva Zelanda – 7 de agosto de 2011, Londres, Reino Unido), conocida simplemente como Nancy Wake, o bien con los apellidos de sus maridos como Nancy Forward o Nancy Fiocca o por el alias Ratón blanco, sirvió como espía británica durante el final de la Segunda Guerra Mundial. Se convirtió en una figura destacada en los grupos maquis de la resistencia francesa y llegó a ser la mujer del bando aliado con más condecoraciones militares, con distinciones como la Legión de Honor, la medalla de la Resistencia, la George Medal o la Medalla de la Libertad.

Era la más joven de seis hermanos. En 1914, cuando tenía dos años, su familia se mudó a Sídney, Australia y se asentaron en North Sydney.​ Más tarde, su padre, Charles Wake, regresó a Nueva Zelanda y nunca volvió a Sídney, dejando a su madre, Ella Wake (1874-1968), sola para criar a los hijos.

En Sídney, asistió a la North Sydney Girls High School. A la edad de 16 años, huyó de su casa y trabajó como enfermera. Con 200 libras que había recibido como herencia de una tía, viajó a Nueva York y después a Londres, donde se formó como periodista. En la década de 1930, trabajó en París. Más tarde, trabajó para Hearst Corporation como corresponsal europea. Fue testigo del ascenso al poder de Adolf Hitler y vio la violencia contra judíos, gitanos, negros y los manifestantes en las calles de París y Viena.

En 1937, conoció al rico industrial francés Henri Edmond Fiocca (1898-1943), con quien contrajo matrimonio el 30 de noviembre de 1939. Nancy vivía en Marsella cuando Alemania invadió el país. Después de la caída de Francia en la década de 1940, se convirtió en mensajera de la Resistencia francesa y más tarde se unió a la red de huida del capitán Ian Garrow. La Gestapo le puso el apodo de «Ratón blanco». La resistencia francesa tuvo que ser muy cuidadosa con sus misiones, ya que su vida estaba en peligro constante debido a que la Gestapo había intervenido su teléfono e interceptado su correo.

En 1943, fue la persona más buscada por la Gestapo y ofrecieron 5 millones de francos como recompensa. Cuando la red fue traicionada en diciembre de 1943, tuvo que huir de Marsella. Su marido, Henri Fiocca, se quedó allí hasta que más tarde, sin que Wake lo supiera, fuera capturado, torturado y ejecutado por la Gestapo el 16 de octubre de ese mismo año.​ Nancy no tuvo conocimiento de su muerte hasta que la guerra hubo terminado. Fue arrestada en Toulouse, pero fue liberada cuatro días después. En su sexto intento, consiguió cruzar los Pirineos en dirección a España.

Después de llegar a Gran Bretaña, Wake se unió a la Dirección de Operaciones Especiales y en la noche del 29 al 30 de abril de 1944 regresó a la Francia ocupada, lanzándose en paracaídas en la Auvernia para servir de enlace entre Londres y el grupo local de maquis encabezado por el capitán Henri Tardivat. Coordinó la actividad de la resistencia antes del desembarco de Normandía y reclutó a otros miembros. También dirigió ataques contra las instalaciones alemanas y el cuartel general local de la Gestapo en Montluçon.​ A partir de abril de 1944 hasta la liberación completa de Francia, sus 7000 maquis lucharon contra 22.000 soldados de las SS, provocando 1400 víctimas, al tiempo que sufrieron 100 bajas. Sus compañeros franceses, especialmente Henri Tardivat, elogiaron su espíritu de lucha, ampliamente demostrado cuando asesinó a un guardia de las SS con sus propias manos para impedir que diera la alarma durante una redada. Durante una entrevista televisiva de 1990, cuando se le preguntó qué le había pasado al guardia que la vio, Wake simplemente pasó su dedo por la garganta. En otra ocasión, para reemplazar los códigos de su operador telefónico que había tenido que destruir tras un ataque alemán, Wake recorrió en bicicleta más de 800 kilómetros a través de varios puntos de control alemanes.

Tags:

Entradas relacionadas

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page