Mujeres y Filosofía




UNA HISTORIA ALTERNATIVA E INCLUSIVA DE LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL A GOLPE DE CLIC


Lola Cabrera sacó la oposición para profesora de Filosofía (y de Valores Éticos, esa asignatura que cambia de nombre con cada Ley de Educación pero que es siempre la misma, como los diferentes papeles desempeñados en la carrera cinematográfica de Jackie Chan) en la Educación Secundaria el mismo día que yo, pero en su caso para honra y ejemplo del funcionariado docente español. Tanto es así, que hace cosa de año o año y medio decidió sacar al mundo, de un modo completamente gratuito y por amor desinteresado y desprendido a la causa -cosas como esta ni siquiera desgravan en Hacienda…- un manual alternativo de Historia de la Filosofía de Segundo de Bachillerato en el cual se cubriese por fin la clamorosa laguna que aqueja a la materia desde sus orígenes: el currículum exige impartir la cifra mínima de doces autores, doce apóstoles, doce del patíbulo o doce hombres sin piedad del pensamiento occidental, y desde luego ninguno de ellos fue mujer aún siquiera en intención, aunque algunos vistieran faldas. Lola, ya digo, llevaba ya un buen tiempo laborando en suplir esa carencia, que más que carencia es herida, y en cuanto perfiló un resultado satisfactorio lo arrojó al camino para que hiciese su vida, como a un hijo -mejor dicho “a una hija”- prodiga. Tal resultado es un documento de Word abierto, de unas doscientas treinta páginas, cuya estrategia ha sido la de confrontar y poner en diálogo los grandes nombres de varones, blancos y muertos (por decirlo con la expresión de Charles Taylor, y excepción hecha del gran Jürgen Habermas) con otros de pensadoras coetáneas suyas que o bien la tradición ha considerado heroínas culturales menores o bien ha pasado como de puntillas por encima de ellas. Pero no son pocas, en realidad, ni tampoco ni mucho menos pesos pluma, se trata de -copio y pego el índice, como cualquier usuario de este texto/palimpsesto podría tranquilamente hacer sin preocuparse por derechos de autor-