Michelle Pfeiffer, actriz estadounidense, una de las más aclamadas y populares de su generación.


Michelle Marie Pfeiffer (Santa Ana, California, 29 de abril de 1958) es una actriz estadounidense, una de las más aclamadas y populares de su generación. Fue su belleza lo que llamó la atención de los productores y del público en un principio, pero ha sido su talento y carisma lo que la ha mantenido en primera línea. A lo largo de sus cuarenta años de trayectoria ha interpretado todo tipo de personajes, desde mujeres mundanas y distantes hasta fuertes y decididas con gran atractivo sexual y siempre con cierto halo de misterio.

Entre finales de los ochenta y mediados de los noventa, se convirtió en la actriz más importante y mejor pagada del mundo. Su primer éxito fue Scarface (1983), pero a partir de Las brujas de Eastwick (1987) y Las amistades peligrosas (1988) fue cuando se posicionó como una de las grandes promesas de Hollywood. Luego llegaron Casada con todos (1988), Los fabulosos Baker Boys (1989), La casa Rusia (1990), Frankie and Johnny (1991), Por encima de todo (1992), Batman Returns (1992) y La edad de la inocencia (1993), por las que estuvo nominada a los Globos de oro de forma consecutiva, además de ganar en una de las ocasiones. Además, logró tres nominaciones a los Premios Oscar.

Siguió trabajando con gran éxito comercial, gracias a películas como Lobo (1994), Mentes peligrosas (1995), Un día inolvidable (1996), Historia de lo nuestro (1999) y Lo que la verdad esconde (2000). Con la llegada del nuevo siglo, debido a su madurez y sus exigencias para estar con sus hijos provocó que dejasen de contratarla. De este modo, permaneció quince años prácticamente desaparecida, salvo esporádicas incursiones en forma de secundaria en grandes producciones como Stardust y Hairspray (2007) o como protagonista en películas modestas, tales como Efectos personales (2008) y Chéri (2009).

No fue hasta 2017 cuando regresó del ostracismo y se dio a conocer a las nuevas generaciones por éxitos como Asesinato en el Orient Express (2017), Ant Man y la Avispa (2018) y Maléfica: Maestra del Mal (2019). En 2020 protagonizó French Exit, cuya actuación fue aclamada de forma unánime y la devolvió al circuito de premios, siendo nominada a los Globos de oro tras treinta años de ausencia. A sus sesenta años, la actriz ha confesado que no piensa en retirarse y está disfrutando de uno de sus mejores momentos.

Wikipedia

Tags:

Entradas relacionadas

Ver todo