Maria Schneider, actriz francesa, conocida mundialmente por su papel en El último tango en París.


Maria Schneider (París, 27 de marzo de 1952 – íd., 3 de febrero de 2011)​ fue una actriz francesa, conocida mundialmente por su papel junto a Marlon Brando en la película franco-italiana de 1972, El último tango en París, dirigida por Bernardo Bertolucci.

Schneider fue fruto de la relación de la modelo rumana Maria Cristina Schneider con el actor casado Daniel Gélin, quien nunca la reconoció como hija. En ese sentido María dijo: «Estoy cansada de que me presenten como la hija de Daniel Gelin, cuando él nunca me ha reconocido. Lo he visto tres veces en mi vida».

María Schneider hizo su debut en el escenario con sólo 15 años, sin haber recibido clases de interpretación. Dos años más tarde, obtuvo su primer papel de protagonista en el cine, con la película El árbol de Navidad (1969) de Terence Young, junto a William Holden y Virna Lisi. Poco después realizó una pequeña aparición en la película Madly, junto a Alain Delon.

Rápidamente, Maria multiplicó sus interpretaciones en producciones francesas, así como alemanas e italianas, por lo que se presentó a un casting para un proyecto de Bernardo Bertolucci. Seleccionada entre cientos de candidatas, la actriz protagonizó junto a Marlon Brando la película que le llevó a la consagración: El último tango en París. En esta película, dijo años después, haberse sentido engañada y «humillada y para ser honesta un poco violada por ambos, por Marlon y por Bertolucci»​ en la célebre escena de la mantequilla, concebida en secreto por Bertolucci junto con el mismo Brando, sin informar a María del uso de la mantequilla, tal como ha afirmado Bertolucci. Sin embargo, Schneider declaró que esta escena no estaba en el guion y que a sus 19 años no tenía idea que este tipo de cosas no podían suceder en un rodaje, así como nadie le informó que podía llamar a su agente y a su abogado.​ Después de la muerte de Maria, Bertolucci apareció en una entrevista diciendo que se sentía culpable, «no quería que fingiese la humillación, quería que la sintiese» pero que no se arrepentía.​ En el 2016, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las declaraciones de Bertolucci en 2013 volvieron al primer plano de la actualidad, generando algunas polémicas y pidiendo que la acción del cineasta no quedara impune.

Durante los años 70 goza de prestigiosos compañeros en sus películas, como Jack Nicholson en Profesión reportero, David Bowie y Marlene Dietrich en Just a gigoló, o Gérard Depardieu en Violante. Abandonó el rodaje de Calígula para ingresar en una clínica psiquiátrica.

Fue nominada para el premio César a la mejor actriz secundaria en 1980 por su papel como prostituta violenta y malsana en la película La Dérobade (Memorias de una puta francesa).

Continuó su carrera en Europa durante los años 80, pero en interpretaciones menos significativas y principalmente para televisión. Durante los años 90 hizo algunas apariciones en el cine, en Les Nuits Fauves y Jane Eyre. En Les Acteurs (año 2000) aparece con un papel semi-autobiográfico de actriz maldita

Su última aparición en el cine fue en el año 2009, cuando tuvo un papel en la película La cliente, de Josiane Balasko.

Murió de cáncer, en París, el 3 de febrero de 2011.

Wikipedia