Beatriz González, artista que trata temas sobre el entorno histórico y cultural de Colombia.


Beatriz González (Bucaramanga, 16 de noviembre de 1932) es una artista colombiana. Su obra expresada a través del dibujo, gráfica y la escultura trata asuntos relacionados con el entorno histórico y cultural colombiano. Basándose en muchos casos en el trabajo fotográfico de los reporteros gráficos la artista desarrolla una obra en la que expresa el dolor causado por la violencia y la muerte, así mismo se ha interesado en la representación de los iconos de la cultura popular, pasando por los ídolos del deporte, los políticos, los líderes religiosos y las representaciones de las culturas aborígenes y el arte precolombino.

Pintora y grabadora de la Universidad de los Andes y de la academia de artes visuales (Rijksakademie van Beeldende Kunsten) de Ámsterdam.

Crítica de arte. Realizó su primera exposición individual en 1964, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá. En 1965 un premio en el XVII Salón Nacional de Artistas de Colombia. Ha expuesto individual y colectivamente desde 1964 en Colombia, España, Venezuela, EE. UU., y Brasil. Ganadora del I Salón de pintura de Cali, del I Salón Austral y colombiano del grabado; obtuvo una mención especial el XXXIII Salón Nacional de Artistas de Colombia. Fue directora del departamento de educación del Museo de Arte Moderno de Bogotá. Se ha destacado por sus variaciones sobre pintores clásicos y sobre temas cotidianos y personajes del país. Su obra se encuentra en el Museo Nacional de Bogotá, el Museo de Arte Moderno de Bogotá, el Museo La Tertulia de Cali, el Museo de Arte de la Universidad Nacional y en otros museos de Cali, Medellín y Bucaramanga.

Ha sido curadora de exposiciones para la Biblioteca Luis Ángel Arango, el Museo de Arte Moderno y el Museo de Arte Religioso de Bogotá, además, ha sido colaboradora de la Gran enciclopedia de Colombia, asesora del Museo Nacional (1975-82) y curadora de sus colecciones de arte e historia (1990-2004). “Beatriz González –comenta la crítica de arte Ana María Escallón- pinta sobre tela, en muebles, sobre objetos; pinta cortinas, vasijas de barro, imágenes religiosas, etc., y en ellos va plasmando sus “comentarios” pictóricos, en colores planos y bajo la estructura asumida de una figuración ‘torpe’, donde queda plasmada la situación sociopolítica del país. Su irreverencia rompe tabúes, su ojo analítico destruye jerarquías. Ella es, dentro de su generación, la artista que realiza atentamente la crónica de la época, con su idiosincrasia y comportamientos propios”. El pintor Luis Caballero, a su vez, dijo: “Usted es la única que ha sido capaz de pintar a los colombianos”. Sobre su vida y su obra existe un libro de Jaime Ardila (1974).

Política

Beatriz no ha mostrado, de manera explícita por lo menos, tener intenciones políticas. Cuando pintó a tres presidentes colombianos (Turbay, LLeras y Belisario) tocados con un penacho de plumas del indio amazónico, y otro indio amazónico auténtico, muchos interpretaron que retrataba la ineficiencia de éstos presidentes.

Pese a que Beatriz González no hace política directamente, una de sus obras más significativas en el campo de la política Colombiana es: Los Suicidas del Sisga. En ella, la artista colombiana detallaba un momento fundamental en la historia del arte colombiano, a saber: Colombia se había convertido en tema de las artes plásticas colombianas. Es decir, no es un cuadro que deba considerarse como una denuncia social de su contexto; antes bien, era un tema plenamente plástico.

Wikipedia

La historia de cinco obras de Beatriz González basadas en recortes de prensa. BADAC